Entre Gendarmería y manifestantes

Pietragalla se interpuso cuando trataban de llevarse también a una persona en situación de calle, pero no pudo evitarlo, y un gendarme le roció dos veces gas pimienta sobre los ojos.

Eran las siete de la tarde cuando el diputado Horacio Pietragalla (FpV) salió de su despacho porque en las calles que rodean al Congreso la Gendarmería seguía reprimiendo. En la esquina de Mitre y Callao ya se habían llevado detenidas a dos jóvenes mujeres, tiraron agua y a un hombre que desafió a los gendarmes también lo metieron en una de sus camionetas. En medio de la avenida, Pietragalla se interpuso cuando trataban de llevarse también a una persona en situación de calle, pero no pudo evitarlo, y un gendarme le roció dos veces gas pimienta sobre los ojos. El diputado se inclinó hacia atrás, llegó a la vereda y allí un manifestante le acercó una rodaja de limón para aliviar el ardor en su rostro.

Noticia AnteriorMovilización a un año de la Masacre de Esteban Echeverría
Noticia SiguienteSan Lorenzo rinde homenaje a sus socios desaparecidos